¿Cual es la diferencia entre jabón y detergente?


En el lenguaje común usamos las palabras detergente y jabón como sinónimos, sin embargo, no lo son.

La fabricación de jabón se ha venido haciendo de forma artesanal en casas y pequeños talleres desde hace milenios. Los jabones son fácilmente biodegradables ya que están fabricados con sustancias que han existido en el planeta desde que hay vida en él.

El jabón es un producto natural procedente de la reacción química de un aceite o grasa y un alcalí (por ejemplo hidróxido sódico) en presencia de agua. Como consecuencia de la reacción se produce una sal (el jabón) y glicerina. El jabón disuelve la suciedad (es un tensoactivo) y la glicerina hidrata y suaviza. Esta reacción química se llama SAPONIFICACIÓN.

La fabricación artesanal de jabón no genera residuos

Durante la reacción de saponificación las moléculas que más abundan en el aceite, los triglicéridos, se rompen. Los trozos se recombinan con los componentes de la lejía disueltos en el agua, para formar sales de jabón y glicerina. Las sales de jabón son las que proporcionan al jabón su capacidad limpiadora, ya que son tensoactivas, es decir, disuelven la suciedad. La glicerina es un producto hidratante que aporta suavidad.

Dependiendo del aceite o grasa empleado en la fabricación del jabón, además de sales limpiadoras y glicerina, el producto final tendrá otros componentes. Por ejemplo, si el aceite es el de oliva, el jabón tendrá vitaminas A, D, E y K y antioxidantes como los polifenoles.

Los detergentes están fabricados mezclando moléculas de síntesis

Los detergentes son productos que se fabrican mezclando sustancias formadas por moléculas de síntesis, muchas de ellas derivadas del petróleo, difícilmente biodegradables y en su mayoría tóxicas para los seres vivos: surfactantes, conservantes, blanqueadores, disolventes, suavizantes, odorizantes, abrillantadores ópticos (tinturas que dan a la ropa el aspecto de limpieza), espumantes…
La legislación no obliga a detallar los componentes de los productos de limpieza. La mayoría de los fabricantes de jabones y detergentes, ecológicos o no, eligen no publicar la lista completa de los ingredientes.

Durante la última mitad del siglo XX, con el auge de la industria petroquímica, el uso de detergentes se generalizó prácticamente en todo el mundo. Son productos baratos y efectivos contra la suciedad. Poco a poco los jabones fueron quedando en el olvido.
Hoy, ya bien entrado el siglo XXI y en el contexto de una crisis de sostenibilidad de ámbito planetario hay muchas voces que reivindican la vuelta al uso del jabón como producto de limpieza del hogar e higiene personal. 

Los detergentes son responsables de gran parte de la contaminación de las aguas de nuestro planeta

La mayoría de los detergentes sintéticos son contaminantes persistentes debido a que sus componentes no son descompuestos fácilmente por la acción bacteriana. Después de utilizarlos en casa, al ser vertidos a los lagos y ríos después de irse por el desagüe de nuestras casas, provocan la disminución de la solubilidad del oxígeno disuelto en el agua, con lo que se dificulta la vida acuática, inhibiendo el proceso de la fotosíntesis originando la muerte de la flora y la fauna acuáticas. A los peces les produce lesiones en las branquias dificultándoles la respiración y provocándoles la muerte.
Además estos productos tienen un efecto destructor del el medio ambiente porque aceleran el proceso de eutrofización de las aguas de lagos y ríos, dejándolos sin oxigeno y destruyendo su biodiversidad.

Rescatemos el jabón por nuestro bien y el de nuestro mundo

Con un litro de jabón de Castilla concentrado y 100 g de bicarbonato sódico es suficiente para alimentar la lavadora, el lavavajillas y mantener limpias todas las superficies de la casa y todos los objetos de una familia de cuatro personas durante un mes. Ya no hacen falta limpiacristales, fregasuelos, limpiabaños, productos para la madera, el cuero, desinfectantes del inodoro… y un largo etcétera de productos en su mayoría tóxicos y sus envases asociados, generalmente de plástico, que acaban contaminando los océanos.
La vuelta al uso de jabón para limpiarlo todo requiere un cambio de mentalidad y, de alguna forma, un cambio de estilo de vida… pero merece la pena, tu bolsillo, tu salud y la de todo lo que te importa saldrán ganando.

Descubre nuestro jabón natural ecológico y llévate un 15% de descuento en tu primer pedido.

1 pensamiento sobre “¿Cual es la diferencia entre jabón y detergente?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *